SUMMER REBAJAS HASTA EL 50% EN TODA LA COLECCIÓN


Gastos de envío incluidos a partir de 149,00 euros y devolución gratuita

Sentirse bien en un cuerpo con curvas: que significa ser una curvy.

Sentirse bien en un cuerpo con curvas: que significa ser una curvy.

Ipso facto se termina con una lista de lugares comunes que atribuyen a las mujeres curvy cualidades y virtudes extraordinarias.
No es que las mujeres con curvas no somos mujeres excepcionales, ciertamente sí, pero en lugar de trivializar el problema con comentarios como "las mujeres con curvas son más agradables y alegres que las flacas porque no se obsesionan con las dietas", veamos qué significa tener curvas y porque las chicas con curvas deben reconocer el mérito de estar conscientes y plenamente satisfechas con su físico.

003-blog-curvy-con-estilo

En realidad las medidas de una mujer, que puede definirse con curvas, comienzan en una circunferencia de 96 cm para el busto, 78 cm para la cintura y 103 cm para las caderas. Cada tamaño adicional corresponde sustancialmente a unos 5 cm más de circunferencia en estos 3 puntos.
A pesar de que el cuerpo con curvas real comienza por una 44 hay quien se considera curvy desde una 42 (tal vez para tener un pecho lleno o grandes caderas).
Sin dudas hoy en día las "curvas" se ha convertido en una tendencia.
La mujer con curvas se ha ganado un lugar en el mundo dorado de la moda gracias a 3 fenómenos relativamente jóvenes: bloggers de moda, modelos que pisan las pasarelas más prestigiosas (una de todas las estadounidenses Ashley Graham que luce con una talla 50), y las marcas de moda que ofrecen líneas de tallas grandes.

004-blog-curvy-con-estilo

Habiendo aclarado que no es simplemente una cuestión de centímetros y kilos, el concepto que es realmente interesante es que, el de ser curvilíneo es una condición que va más allá del aspecto físico y habla de mujeres que no tienen miedo de mostrar su cuerpo, incluso, y sobretodos diria yo, si no es el mismo que el de los modelos de publicidad, porque han llegado a la conciencia de que el verdadero secreto de la belleza femenina no reside en el número que marca la bascula, sino en sentirse sexy y satisfechas en su propio cuerpo.
El fenómeno del "body positive" es rampante (¡afortunadamente!), y todo lo que difiere de los cánones clásico de belleza impuestos por los medios de comunicación, finalmente se toma en consideración.

En definitiva, el secreto para gustar a quien nos rodea comienza con nosotros mismos: el éxito de las mujeres curvy está en el hecho de que estas mujeres están orgullosas de sus curvas, usan ropa que realza las formas suaves y generosas de sus cuerpos y por eso pueden expresar toda su feminidad.

Volver arriba